Aprende a evitar que tu hijo sea un malcriado

Un niño sin control es la pesadilla más grande para los padres, porque éste sabrá exactamente lo que debe hacer para provocarte y que le des todo lo que quiere. Aunque estos ya son desventajas, existen unas más grandes a futuro, porque esta actitud también se traduce a cómo se relacionará en un futuro; y seamos sinceros, a nadie le gusta lidiar con una persona con una personalidad insoportable.

Para evitar que tu niño sea esa persona que nadie aguante en el trabajo, la página Excélsior recomienda “Según la psicóloga Pérez las reglas generales como “pórtate bien” o “sé bueno” no dan una idea centrada sobre qué deben o no deben hacer los niños, pues al ser pequeños muchos no saben aún distinguir entre lo bueno y lo malo. “.

Es decir, para que tu hijo aprenda a comportarse, él debe aprender a reconocer las actitudes positivas. Si quieres lograr esto, es hora de que te comuniques mejor, y lo puedes hacer a través de indicaciones específicas como: “saluda la maestra al entrar al salón de clases con una sonrisa,  y no le pegues a tus amiguitos porque se pondrán muy tristes”.

Personalmente, lo he intentado y es uno de las mejores prácticas, porque los más pequeños efectivamente desconocen de lo que pueden hacer, y lo que no. Entonces guiarlos y mostrarles cómo son las actitudes positivas, sin compararlos con sus amigos o familiares, hará que poco a poco aprenda cómo comportarse.

Ahora, un tema delicado respecto a los niños malcriados es cómo ellos llegan a expresar sus emociones a través de berrinches. Digo que es algo con lo que debes ser cuidadoso porque los berrinches la mayoría de las veces ocurren porque ellos no saben cómo expresar lo que quieren sin llorar y gritar. Lo que es parte de su transición de bebés a niños.

Por lo tanto, en estos casos es importante que lo enseñes a controlarse y que aprenda a cómo pedir las cosas. El objetivo de esta práctica es que lo recompenses cuando él haga lo correcto, para que comience a sentirse bien por su cambio de actitud.

Comunicarte con tu hijo

El portal Ideas Que Ayudan sostiene “(los niños) también debe de aprender a darte tus tiempos de descanso, a comprender que también eres ser humano y necesidades propias. No va a pasar nada si ocupas la palabra “no” de vez en cuanto, al contrario, harás que valore el “sí”.”.

Y es que debemos a aprender a decir que sí, y a decir que no. Porque tú más que nadie sabes que no puedes obtenerlo todo en el momento que lo desees, y esto tú hijo debe aprenderlo para que sea paciente, o acepte que en ese instante no obtendrá lo que quiere porque no puedes dárselo.

Pero tienes que estar atento, porque lo más probable es que el niño te pregunte por qué, y debes decirle la razón de por qué no se lo darás. Es importante que comience a entender que existen limitaciones momentáneas, y que si cumple con todas las indicaciones específicas que le has dicho, entonces, cuando se lo merezca, y cuentes con la disponibilidad, él obtendrá lo que quiere.

Antes de terminar, recuerda que tu hijo no es el problema en sí, es como se expresa, y tú lo puedes ayudar a mejorar su actitud a través de los consejos que te mencioné; solo necesitas paciencia, un carácter firme y comprensión para tu pequeño mientras lo disciplinas a su mejor versión. Ya que estas criando al futuro de un mundo, una personalidad que puede ser la más importante entre todos, y para eso la crianza lo define todo.

Fuentes:

Ideas que ayudan: http://ideasqueayudan.com

Excelsior: http://www.excelsior.com.mx

Comments

Dejar un comentario