Dos errores comunes en dietas para perder peso

0
27
Imagen de Pixabay.com

Existe una diferencia abismal entre lo que se conoce como “perder peso” y “perder grasa”. La confusión de conceptos nos puede llevar incluso a frustrarnos ya que aunque veamos resultado en nuestro cuerpo por el entrenamiento vemos que no bajamos de peso, en algunas ocasiones a veces subimos! Entonces, cuando hagas tu dieta debes tomar en cuenta estos dos errores comunes que solemos cometer por falta de conocimiento:

1. Tener como objetivo perder peso.
Imagen de pixabay.com

Perder peso es diferente a perder grasa, son cosas distintas. Generalmente cuando la gente se siente “gorda” y busca perder peso, realmente lo que busca es perder GRASA, obviamente al perder grasa se pierde peso (la grasa pesa) pero perder peso no implica a juro perder grasa,  pues se puede perder peso sin perder grasa (perdiendo líquido, masa muscular, etc. , lo cual es totalmente perjudicial pues nos hará ver más flácidos y nos conduce a almacenar más grasa porque al perder masa muscular se ralentiza el metabolismo) es por ello que debemos enfocarnos no en perder peso sino en perder GRASA (lo cual automáticamente nos llevará a perder peso).

2. Creer que todo depende de las calorías.
Imagen de pixabay.com

Perder, ganar o mantener el peso es una cuestión muy sencilla, lógica y matemática. Ingieres más calorías de las que gastas y ganas peso, ingieres menos calorías de las que gastas y pierdes peso, ingieres la misma cantidad de calorías de las que gastas y mantienes el peso. Lo que sucede es que va más allá de eso, como bien expliqué anteriormente, nuestro objetivo no debe ser perder peso sino perder GRASA. No es lo mismo comer 1000kcal en carbohidratos que las mismas 1000kcal en una mezcla entre carbohidratos, proteínas y grasas.  Si por ejemplo necesitas 2000kcal para mantener tu peso al día y sólo ingieres 1500kcal pero todas ellas son provenientes de carbohidratos, efectivamente bajarás de peso, pero aun así, le diste a tu organismo un exceso de carbohidratos, lo cual te conducirá a almacenar grasa por otros procesos que no vienen al caso, además que no le diste a tu organismo las grasas ni proteínas que necesita. El resultado final será que bajaste de peso pero tendrás más grasa que al principio y mucha menos masa muscular, lo que se traduce en que estarás muchísimo más flácido(a) y gordo(a) a pesar de haber perdido peso.

Fuente: estandoenforma.net

Dejar respuesta

Porfavor deja tu comentario
Please enter your name here