Entérate hasta qué punto debes ser sincero con tu médico

0
16

Acudir al médico es una experiencia intimidante, porque éste comienza a cuestionar los aspectos más básicos de tu vida que en una situación normal no le dirías a cualquier extraño. A pesar de que muchos recomiendan ser sincero con el doctor, me pregunto hasta qué medida hay que serlo.

Ya que existe información que es muy incómoda de compartir, y más aún cuando nos sentimos juzgados por un profesional. Por lo tanto, existe la tendencia en mentir en la información que damos, suele ser percibido como malo, pero qué tanto daño causa.

El portal Mejor Con Salud, comenta sobre los pacientes que mienten a sus doctores en las consultas: “(Los pacientes) Hacen esto (mentir al médico) sin pensar que pueden perjudicar el diagnóstico y hasta el propio tratamiento de un determinado problema.”

Y es que me gustaría decirte que sí está bien ocultar información a tu médico, pero no es así. Compartir información no se trata de evitar  que el doctor tenga una imagen sobre ti, y te juzgue por lo que haces.

Imagen de freepix.es

Al contrario, compartir información con un médico consiste en prevenir que termines consumiendo un medicamento que es capaz de hacerte daño, o evitar a que recibas un tratamiento cuando estás a punto de una enfermedad importante.

Por lo tanto, a la hora de estar en consulta, sé honesto con tu médico, dile la verdad. Recuerda que estos profesionales cuentan con una ética en la cual solo se toma en cuenta los síntomas que presentan los pacientes sobre sus padecimientos.

Entiendo el temor que tienes al decirle que no seguiste sus indicaciones, hablar de la frecuencia de tu actividad sexual, la verdadera cantidad que consumes de alcohol o tabaco, e incluso de hablar sobre tu dieta. Cada una de estas preguntas ocasiona pavor, porque estamos esperando un sermón por parte del especialista, pero no es así.

El médico quiere saber esa información porque le interesa cómo son tus hábitos diarios y si eres propenso a enfermedades que disminuirán, en poco tiempo, tu calidad de vida. Esto es porque su objetivo es que te encuentres sano y puedas disfrutar de todas las actividades que te gustan sin ninguna limitación.

Imagen de freepix.es

Sin embargo, el diagnóstico no se limita a tu situación física, la página web Vix acota sobre el tema “Es importante que los especialistas sepan todo lo que te pasa para que puedan darte una mano. Los sentimientos pueden llegar a ser síntomas de algún desorden de hormonas o sustancias químicas cerebrales, es importante no omitir estos detalles.”. En pocas palabras, es importante que también seas sincero respecto a si sufres de depresión, ansiedad, o cualquier otro padecimiento parecido.

La razón detrás de esto consiste en que las personas con algún padecimiento mental reflejan su estado anímico en su cuerpo, comienzan a comer más o comer mucho menos, herirse, y hasta auto-medicarse. Tu médico busca saber de esta información para crear un diagnostico preciso, y ofrecerte toda la ayuda necesaria para que puedas mejorar tu calidad de vida.

El balance para una buena salud consiste en el cuidado del cuerpo y la de la mente. Por lo tanto, nuevamente te invito a que seas sincero con tu médico, porque pones en juego tu bienestar al no hacerlo.

En el caso de que no te sientas a gusto con el actual, te recomiendo a que busques otro con el que puedas mantener una relación honesta, y en la que sientas que le importas en cada una de sus consultas.

 Porque también la actitud del médico influye en la información que le damos a conocer, ya que si nos sentimos intimidados no querremos ni siquiera asistir a un especialista, pero ese no es el objetivo. Recuerda poner tu salud en primer lugar, y hacer todo lo que puedas para asegurarte de ello.

Fuentes: mejorconsalud.comvix.com

Dejar respuesta

Porfavor deja tu comentario
Please enter your name here